google analytics

2.4.14

6 maneras de pensar y actuar como un gran diseñador

Por Occi Olachea.

¿Qué es lo que hace grande a un verdadero diseñador? Sin duda los años de experiencia, pero existen otros objetivos además de trabajar horas extras para ser reconocido dentro de la industria. Ser capaz de diseñar un trabajo increíble y memorable, se encuentra entre las otras maneras por las cuales la profesión del diseño se rige.

De acuerdo al historial de muchos diseñadores gráficos, industriales, de moda, entre otros, se presentan otras maneras de poder pensar y actuar como un gran diseñador, creencias que se vuelven básicas para poder salir a flote dentro de la carrera por un buen diseño.
A continuación, seis formas de lograr objetivos como diseñadores o artistas y creerte que que ya estas dentro de los mejores por la forma de actuar y pensar:

1. No ese está diseñando, se están resolviendo problemas
Hacer que las fotos se ven bonitas es parte del proceso, pero no sólo se están creando imágenes bonitas.
El proceso de pensamiento comienza con la comprensión del cliente, el producto y el público, así como el desafío único que se está tratando de resolver. Los hechos, ideas y detalles que descubrir al hacer esto son el principal combustible para la creatividad. Se debe saber y entender antes de empezar a diseñar.

2. Se empieza con palabras y se termina con imágenes
Las ideas vienen antes de la ejecución y por lo general se sabe cómo controlar el impulso de empezar a diseñar de inmediato.
Pensando acerca de los atributos y las metáforas que revelan la verdad acerca del producto es parte de la rutina diaria. En este mundo, el pensamiento estratégico viene antes del Photoshop.


3. Saber la diferencia entre la perfección y el trabajo duro
Honestidad brutal es una política.
Se van a tirar decenas de ideas y diseños a la basura hasta que averiguar cual es el concepto correcto. El secreto es… no hay ningún secreto, sólo el trabajo duro. Pero también se sabe cuando se ha realizado lo mejor y esforzarse de más, a veces no tiene sentido. Se tiene que conocer los propios límites y lo que hace poderoso su desempeño.


4. Obsesionarse con ciertos detalles, y saber exactamente por qué 
Los años han pasado desde que se dejó de prestar atención a las personas que no pueden entender por qué la obsesion acerca de ciertas cosas. Eso está bien, hasta cierto punto es la razón por la que eres un diseñador y no otra profesión. Al final del día, son los detalles son siempre los que hacen que el trabajo se destaque.

5. Saber como hablar y vender
Nunca se ha comprado algo en la vida sin haber sido vendidos antes.
La misma verdad se aplica al trabajo y es por eso que es importante saber cómo venderlo. Más importante aún, saber que la venta no significa convencer a la gente a tomar algo que no quieren ya que no funciona de esa manera.
Vender es el arte de hacer que el cliente entienda cómo y por qué las ideas cumplen con sus objetivos. Si se descubre esto, el resto será historia.


6. No tener miedo de ir contra corriente 
Todo el mundo está enfocado al diseño plano en estos días. Si, se ama, pero también es debido saber que no es la respuesta definitiva del por qué existe el universo.
No siempre se tiene que seguir las tendencias, en ocasiones es necesario abandonar todas las tendencias y hacer lo que se debe hacer cuando el proyecto lo requiere. Si eso significa crear un botón brillante cuando todo el mundo crea uno plano, que así sea. No tener miedo de hacer olas cuando hay una razón perfectamente válida para hacerlo. Nadar contra una ola gigante de la forma más natural. 


 

30.3.14

Consejos a tener en cuenta al contratar diseño

El diseñador debe poseer experiencia, capacitación e instrumentos conceptuales para comprender e interpretar correctamente los requerimientos del cliente.

Habitualmente son tres los modos en los que un cliente encara la contratación de un diseñador:

A. Se piden presupuestos y se escoge el más bajo. Esto presupone que el diseño (un servicio profesional muy especializado) puede comprarse del mismo modo que un consumible. Aquí lo barato sale caro, lento y malo.

B. Se busca un nombre. El procedimiento habitual cuando el comprador quiere cubrir su desconocimiento en el tema contratando el supuesto prestigio de una firma reconocida. Aquí, lo caro sale caro (y no siempre es lo mejor).

C. Se entrevista a distintos estudios, se analizan modos y propuestas de trabajo y luego se solicitan presupuestos.

Este último es el modo más adecuado, y requiere tener en cuenta algunas cuestiones:
1. Evalúe el portfolio de trabajos. La estética, creatividad y la versatilidad son escenciales en todo proyecto de diseño.
2. Pida referencias. Dado que el diseñador deberá comprender profundamente su negocio, la experiencia es muy importante.
3. Hable con él. El buen diseñador se reconoce porque antes que nada escucha, hace preguntas oportunas, es curioso y se esfuerza por comprender la lógica del cliente.
4. No subestime el feeling. La comunicación corporativa es un proceso en el que empresa y diseñador deberán trabajar en equipo. Sentirse cómodo con quien lo asesora y saber que comprende sus dudas e inseguridades es fundamental.
5. Capacidad operativa, responsabilidad, velocidad de respuesta son algunas de las caracteristicas a valorar.

Evite perder Tiempo y Dinero.


20.3.14

3 técnicas para la creación de logotipos memorables

Por Occi Olachea.

Existen logos exitosos que por su simpleza y claridad logran penetrar fácilmente la mente del consumidor, por lo que de inmediato su poder de recordación es mucho más constante y se refleja al relacionarlo sin la necesidad de leer algún texto, a este tipo de logos se les conocen como diseños de concreto.

¿Qué es un logotipo concreto? Un logo de concreto es aquel que se puede reconocer fácilmente por las calles y que utlize signos vistos en repetidas ocasiones como la figura de hombres o mujeres, animales, casas, edificios, entre otras cosas, millones de cosas vistas con anterioridad.

El objetivo es centrarse en lo que el mercado ya conoce y lo que su cerebro ya relaciona y no en todo l o que fine que memorizar en los detalles y las complejidades especificas, eso hará el proceso tanto de diseño como de posicionamineto más simple y rápido.

Por otro lado, los logotipos abstractos son muy duros y suelen no entendieres a la primera, por la sencilla razón de que no hay nada con lo que se pueda comparar y relacionar, o bien se tienen que memorizar en su totalidad o se prefieren olvidar por completo, no hay un término de intermedio.

A continuación, tres de las principales técnicas para diseñar un logo concreto, enfrentar retos diferentes en el diseño, recortar y limpiar algunos logos abstractos:

1. Elige un animal



Algunas de las marcas más icónicas son en realidad símbolos de animales. A lo largo de la historia, los animales siempre han sido una fuente de inspiración para los artistas. Un animal puede ser una excelente manera de representar a una empresa, producto o servicio, ya que tiene una personalidad y rasgos específicos.

Para diseñar con éxito un logo inspirado en animales, primero hay que considerar qué tipo de animal va con la personalidad del cliente. Un león puede representar el coraje, la fuerza y ​​la determinación. Un delfín hace pensar en la amistad y la alegría. El Puma significa velocidad y sofisticación. Las opciones son realmente infinitas. Teniendo en cuenta el animal elegido, solo hay que determinar el estilo de diseño con el que se hará el logotipo, el enfoque artístico es el factor diferenciador.




2. Celebra la naturaleza



Probablemente el logo más famoso de esta categoría se el de Apple. Las flores, las hojas, los árboles y los lugares siempre atraen la atención de inmediato, ya que crecemos y nos desarrollamos dentro de la madre naturaleza, por ello es un tema que pueden hacer un logotipo bonito y memorable.

Este enfoque funciona mejor para las industrias de alimentos, viajes y restaurantes, pero puede hacer maravillas incluso en lugares menos te lo esperas.
Para obtener los mejores resultados, se necesita ir más allá de una decoración sencilla y tratar de contar una historia. Las plantas y los lugares no tienen un fuerte significado como lo hacen los animales, por lo que es su trabajo es crear un punto interesante con su diseño.




3. Ponle un rostro al diseño




Starbucks y KFC son marcas con rostro que se identifican rápidamente. Desde los albores de la humanidad, la gente ha confiado en sí para sobrevivir y prosperar. No es de extrañar que lo que mejor se recuerde de una persona sea siempre su rostro, sin importar la similitud o diferencias que existan entre los humanos, un rostro nunca se olvida.

Todos los logotipos con cara se basan en un rostro que se caracteriza por un detalle importante, la memoria y el funcionamiento. Para crear una versión exitosa de este logotipo, se necesita diseñar una cara lo más diferente posible a otros, centrándose en un cierto detalle como ojos, pelo, sombrero o algo más. Esto le dará al rostro un carácter especial para que pueda ser recordado más tarde con facilidad.



El concreto es genial para el cerebro, pero puede ser malo para la originalidad y ser utilizado como un arma de doble filo. Por ejemplo, cientos de empresas utilizan leones en sus logotipos. Si se dibuja un león ordinario o se utilizan algunos de stock, el logotipo terminará uninventive, aburrido e imposible de separar de otros mil, por lo que es recomendable no abusar siempre de esta técnica de diseño.

6.2.14

Como hacer enojar a un diseñador

Usar una de las tipografías consideradas como feas o innombrable, estirar una fotografía o una fuente sin apretar shift antes y sofocar el espacio de diseño con imágenes, líneas y letras sin un orden en especifico y razón, estas y más son algunas de las razones por las cual un diseñador terminará completamente furioso.
Entre las tantas cualidades con las que un diseñador cuenta es su estricto y perfecto sentido del orden. Nunca puede ver fuera de su lugar alguna pieza o encontrarse con errores dentro de un diseño, por más mínimo que éste sea.

En los detalles se encuentra su mayor labor, además de siempre permanecer en tendencia y a la moda, se encuentra informado de todo l o que pasa alredor de su industria, desde encontrar nuevas tipografías, utilizar el color de moda de Pantone o de utilizar estilos nuevos como el flat o el hiperreal.

Cuando se trata de hacer enojar a un diseñador, se deben olvidar todas las cosas dichas antes y con el afán de molestarlo, se pueden realizar a los siguientes pasos y rápidamente se topará con una persona a punto de explotar:

1. Utilizar tipografías consideradas prohibidas como la Comic Sans o cualquiera que pertenezca al Word 98.

2. Estirar y deformar alguna fuente o imagen, al grado de que todo quede poco legible y distorsionado.

3. Combinar color que no van o utilizar un gran número de colores en un solo diseño.

4.
Hacer abuso de las texturas sobre las texturas y las texturas.

5.
Utilizar incorrectamente y en abuso las herramientas que ofrecen los programas de diseño como photoshop o illustrador.

6. Rellenar por rellenar, no retocar y desorganizar todo en mismo espacio sin coherencia y con falta de estética.





Para que quede más claramente, un video que describe gráficamente los puntos anteriores..